Parliament, opinión

Parliament, opinión

Parliament,  crítica y opiniones sobre la serie

Calidad comercial: 7
Calidad artística: 7,5 
Valoración del reparto: 8

Opinión corta

Parliament  es  una feroz y divertida sátira del Parlamento europeo (y de la Unión Europea). Personajes bien creados y magníficamente interpretados. Una de las mejores series de comedia del panorama internacional de todo 2020 y de los últimos años, que gustará a casi todo el mundo y entusiasmará a los amantes del humor mínimamente inteligente.

Crítica amplia

Parliament es una serie creada por Noé Debré que destroza sin piedad y con enorme talento satírico la burocracia y la imagen de la Unión Europea. Va directa al meollo del asunto: somos solo el nuevo imperio alemán («Alemania nos soborna a todos, ¿no se trata de eso?«) y todo lo demás es una parafernalia incompetente e inoperante.
Pero ojo, no se crítica la «idea» de una Europa unida, sino lo que es realmente esa idea a día de hoy. La mejor prueba de ello es que los británicos y su brexit quedan perfectamente definidos como los tontos de Europa que se han dejado engañar por  los enemigos de Europa.
Por supuesto que no es una serie antieuropeísta como afirman algunos fachas de derechas y de izquierdas que se sienten aludidos o piensan que deben saltar para defender su  chiringuito: ¡es una  apología del europeísmo auténtico!.

Los políticos europeos reciben de lo lindo. España aparece retratada en el segundo capítulo, aunque nos libramos de los feroces insultos explícitos que, en el único momento de furia del guion, una representante alemana les dedica uno por uno a casi todos los países miembros en un rabioso monólogo que concentra toda la indignación del creador de la serie.

Pero también reciben lo que se merecen implícitamente los medios de comunicación que actúan como mera correa de transmisión y aplaudidores de la farsa, aunque los «periodistas televisivos», obviamente no se dan por aludidos. Entre los pocos que hasta ahora se han dedicado a comentar la serie, en España uno o una, aprovecha para escupir su bilis y en su crítica suelta la sandez  de que Parliament está producido por Alemania, Bélgica y Francia «los tres países más importantes de Europa» (sic ¡!). Él o la «crítica de cine» obvia a España (su verdadero objetivo), Italia, Polonia… Evidentemente, el o la infeliz ni se da cuenta de que él mismo y su actitud están pre-retratados y pre-ridiculizados en la serie. Animalico.

El punto de partida del argumento es marginal, perfecta alusión a la nimiedad del propio Parlamento europeo: el protagonista debe redactar un informe sobre la práctica de  pescar tiburones solo para cortarles las aletas (y vendérselas a China). A partir de ahí se desata una corrosiva sátira política que consigue arrancarte las carcajadas más de una vez.
El tono del humor y la tipología extravagante de los personajes, me recuerdan a Silicon Valey, esa obra maestra. Parliament está más cerca de esto o del humor corrosivo  del cine de Berlanga que del humor británico -a veces solo juguetón e intrascendente-, aunque es cierto  que algo recuerda a algunas comedias británicas de tema también político. En Francia, se adivina el parentesco con la mucho menos conseguida A very secret service(2015), que satiriza la inoperancia y la burocracia de los servicios secretos franceses. La llegada de Samy al Parlamento en el primer capítulo, guarda un evidente parecido con el primer día en la oficina del joven espía de A very secret service.

Pasada la mitad de la serie, cobra más peso una trama romántica que también se desarrolla con gracia y originalidad y cuyo principal objetivo es abrir la puerta a una segunda temporada. Parliament, en realidad, no necesita una continuación, pero si la llevan a cabo con el mismo salero, ¡bienvenida sea!.

El guion lo facilita mucho, cierto, pero, sea como sea, el reparto lo hace francamente bien. Los cuatro o cinco actores principales están sencillamente espectaculares: Xavier Lacaille, Liz Kingsman, Philippe Duquesne, William Nadylam… Muy bien también  la diputada británica, Jane Turner y la representante alemana, Christiane Paul… En fin, un reparto magnífico.
Personalmente le dedico un espacio aparte al protagonisa, Xaviel Lacalle que lo hace soberanamente bien. Me irritan los personajes que ganguean o tartamudean (ya digo que es  solo una cuestión personal), aunque el guion lo exija. ¡Me irrita incluso en Yo, Claudio!, y llega a irritarme con su continua interpretación titubeante el gran Thomas Middleditch, que está formidable como Richard  en Silicon Valey, serie, que como digo, adoro. ¡Xavier Lacaille hubiera sido mi actor ideal para ese papel de Richard Hendricks!

Contra el tópico habitual de quienes intentan ponerte los dientes largos (a veces por oscuras razones políticas) el doblaje es maravilloso. El cruce de lenguas de la versión original por supuesto que es un sabroso condimento adicional  de la sátira, pero el doblaje no deja, ni mucho menos, el producto en algo «plano» como dicen algunos sino que, como suele ocurrir, algunos personajes ganan mucho con la interpretación de los magníficos actores y actrices de doblaje.

  • Título original: Parliament
  • Año: 2020
  • Duración: 25
  • País: Bélgica, Francia, Alemania.
  • Dirección:  Varios. Creador Noé Debré.
  • Guion: Varios.
  • Actores y  actrices principales y secundarios:
    Xavier Lacaille, Liz Kingsman, Philippe Duquesne, Lucas Englander, William Nadylam, Christiane Paul, Jane Turner, Koen van Impe, Carole Weyers, Bruno Georis, Aurora Marion,  Niccolò Senni, Luke Calzonetti, Gauthier Danniau, Georges Siatidis, Gabriel Soler, Elvira Troger, Jean-Benoît Ugeux,  Shane Woodward, Nagisa Morimoto, Ana Rodríguez…
  • Productora:   Artemis Productions, CineCentrum Berlin Film, Cinétévé. Distribuida por Filmin.
  • Género: Comedia.
  • Resumen del Argumento.
    Un asesor novato de un diputado en el Parlamento Europeo tiene como primera tarea redactar un informe  sobre malas prácticas en la pesca de  tiburones.

TRÁILER DE LA SERIE PARLIAMENT: