The expanse, temporada 5

The expanse, temporada 5

The expanse, crítica y opinión 5ª temporada

Calidad comercial:  4
Calidad artística: 4
Valoración de los actores: 4

Opinión corta

The expanse  se hunde definitivamente en el aburrimiento con su quinta temporada: argumento flojo y embarullado, nivel limitadito de producción, predominio del tosco melodrama sobre la acción  y pobres interpretaciones. Una gran decepción personal que solo puede recomendarse a los fans muy empedernidos del género.

Crítica amplia

La serie ha tenido siempre un problema capital, en parte heredado de las pobres novelas en las que se inspira. Este problema es la mezcla de «melodrama» y de acción. Lo mejor de The expanse se dio en la 2ª y la 3ª temporada porque ambas tienen una serie de capítulos en los que verdaderamente domina la acción y una acción atractiva visualmente.
La 1ª temporada era más bien deplorable, con un argumento increíblemente embarullado, solo sostenida a ratos por los efectos especiales  y por la paciencia de los aficionado al género como yo.
En la 4º temporada pasó a producirla Amazon y los «críticos de cine» propagandistas anunciaron a bombo y platillo que había  habido «un salto espectacular» en producción… Pero los sufridos espectadores no opinaron lo mismo. Buena parte del aburrimiento de esa temporada venía de la monotonía de escenarios y de la falta de acción y efectos visuales.

Como para zafarse de ese descontento de los fans, el primer capítulo de la 5ª temporada comienza con veinte minutos verdaderamente espectaculares en los que Primevideo parece querer demostrar que esta vez sí a puesto toda la carne en el asador… Pero nada más lejos de la realidad:

  • Los corredores y dependencias de las distintas localizaciones (esos paneles de algunos corredores…) dan grima,
  • el interior de algunas de las nuevas naves espaciales despiden un triste tufillo a cartón piedra,
  •  las muy limitadas tomas exteriores de las naves y las muy pocas batallas espaciales huelen demasiado a juegos de maquetas
  • «Se ahorra mucho» en las secuencias que podrían haber sido más espectaculares, como los ataques con meteoritos a La Tierra de los que apenas se nos muestran flases de 10 segundos.
  • En muchos momentos  parece que estamos ante una obra de teatro (con monótonos diálogos en monótonos escenarios) más que ante una obra cinematográfica televisiva) de acción.
  • Etcétera.

En definitiva, en este producto no se ha gastado más que el dinero justito y, desde luego, no el que hacía falta  para que  los aficionados al género se recuperaran del fiasco de la 4ª temporada.  Y lo peor: la acción cede el protagonismo al melodrama.

Siguiendo con el dinero,  en The expanse siempre se ha ahorrado mucho en actores; eso está claro. La primera temporada estaba protagonizada por 7 u 8 mindundis, la mayoría de los cuales sigue mostrando poco talento artístico. Aunque alguno, como dijimos en su momento en nuestra crítica, en la 3ª temporada había aprendido a actuar y  se fueron haciendo algunas valiosas incorporaciones, el cásting y el nivel de las actuaciones sigue siendo lamentable en general.
La política de ahorro y el desastre generalizado del cásting se evidencian de varias formas:

  • Cada temporada se hacen desaparecer intérpretes que habían adquirido cierto protagonismo antes y se incorporan nuevos indocumentados, con sueldo de indocumentados, obviamente.
  • Se sigue la política que podríamos llamar Sara Montiel; es decir esa vieja estrategia de Hollywood de incluir en sus producciones intérpretes de otros países -por pésimos que sean- como atractivo comercial para vender más.
    Si esta política se suma a lo que hemos dicho en el punto anterior de contratar a mindundis sin relevancia artística previa, el resultado es horroroso. Y es lo que ocurre en esta temporada. Todo un ramillete de nefastos actores y actrices, que forman un auténtico cuerpo de la ONU por su procedencia  variopinta, hunden el nivel interpretativo. Muchos merecerían una mención especial en este apartado, pero probablemente se lleva la palma el horroroso Jasai Chase Owens, que interpreta a Filip Inaros, el hijo de Marco Inaros (Keon Alexander).
    También es justo señalar alguna meritoria nueva aparición, Bombón y, y sobre todo, el capo mafioso-hacker de Baltimore
  • En esa última temporada, además, se les resta protagonismo y minutos a la mayoría del reparto principal anterior. Menos minutos, menos pasta: es así de simple. Esto afecta incluso al que era hasta ahora el protagonista de la serie, Steven Strait y suponemos que no será, como dice una infeliz «comentarista de cine» porque se ha deteriorado su imagen de sex symbol: porque se le ha agrandado la nariz y  se ha vuelto más fofo ¡alucinante comentario! ¡Es para pagarle menos, alma de cántaro!
    Especialmente inadecuado es relegar a un segundo plano a Frankie Adams, la soldado marciana que es la única que verdaderamente daba el tipo como heroína femenina, como  doble de Sigourney Weaver, propósito en el que han fracasado una y otra vez tantos que lo intentado y, por supuesto, toda las demás actrices de The expanse.
  • En cambio se le da más protagonismo al limitadísimo Wes Chatham (el musculitos) cuyo único verdadero progreso como actor, pese a lo que dice la propaganda, es que le han puesto barba y a  Dominique Tipper.
    Ella, Dominique Tipper tiene más culpa que nadie en el aburrimiento que sufrimos, aunque solo sea porque tiene más minutos que nadie. En concreto, en los capítulos 6,7 y 8 acapara minutos y minutos y minutos. En estos dos últimos ella sola en la pantalla nos atormenta con su interpretación a lo tragedia griega de lo que deberían ser momentos de acción intensa. Será una buena actriz para otras cosas, pero en toda esta serie está nefasta.
    En el primer capítulo de esta temporada   nos dan falsas esperanzas: la separan  de su «novio» Steven Strait y nos da un subidón porque por fin van a dejar de frenar la acción y de darnos el coñazo con esa relación romántica insoportable e inverosímil en la que ninguno de los dos ponía ninguna química… Pero no; por desgracia los separan para darle más cancha durante toda la temporada a Dominique Tippe y su infumable melodrama con su hijo y el padre de su hijo, el rebelde cinturoniano Marco Inaros.
    Su modo de actuar es el mejor (peor) exponente del error principal de esta serie que se manifiesta en todos los aspectos: la muy mal hecha mezcla de acción y (pésimo) drama.

Pero no solo el cásting, la elección del reparto, es deplorable, también el guion y la dirección de actores tienen su parte de culpa. La mayoría del reparto es horrorosa para el drama y el guion en este caso es un 90%  melodrama y un 10% acción, de manera que el resultado es mediocridad y aburrimiento… Y, ya puestos, no nos cortemos: toda la dirección de la serie también es muy deficiente en general. Para muestra un botón: el tiroteo del capítulo nueve cuando intentan escapar a La Luna en una lanzadera no puede ser más torpe.

En definitiva, una serie que nunca se ha atrevido  a decidirse enteramente por la acción y que se ha hundido cada vez más por un tono melodramático superficial y aburrido.  O que ha elegido estirar el melodrama para aumentar el metraje hasta que la acción ha quedado sepultada. Sea como sea, una pena.

 

  • Título original: The expanse
  • Temporadas: 5
  • Año: 2015
  • Duración: 45
  • País: USA
  • Dirección: varios
  • Guion: varios.
  • Actores y  actrices principales y secundarios: Dominique Tipper, Cas Anvar,
  • Steven Strait, Thomas Jane, Shohreh Aghdashloo, Wes Chatham, Athena Karkanis, Drew Carrymore, Chad Coleman, Kevin Hanchard, Michael Murray, Sara Mitich, Jane Moffat, Kristen Hager, Sarah Scheffer, Frankie Adams, Florence Faivre, Shawn Doyle,Elias Toufexis, Byron Mann, Elizabeth Mitchell, Jared Harris, Paulo Costanzo, Nadine Nicole Heimann, Nick Tarabay, Andrew Rotilio, Cara Gee, François Chau, Jonathan Whittaker, Ted Atherton, Terry Chen, Elias Toufexis, Byron Mann, Elizabeth Mitchell, Jared Harris, Paulo Costanzo…
  • Productora:   Amazon PrimeVideo.
  • Género: Serie de ciencia ficción.
  • Resumen del Argumento.
    La protomolécula pasa a manos de rebeldes cinturonianos  que crean una «armada  libre» con la que amenazan a La Tierra y Marte  quieren imponer la hegemonía del Cinturón.

TRÁILER DE LA QUINTA TEMPORADA